Recetas con copos de avena

La avena es un delicioso cereal cargado de nutrientes. A continuación te enseñamos cómo preparar las mejores recetas con copos de avena: gachas, leche vegetal y galletas de avena.

Gachas de avena

Esta es la manera más fácil y rápida de tomar la avena. Las gachas, además de estar deliciosas y ser muy digeribles, son excelentes para un desayuno energético y rico en fibra.

Receta de gachas de avena

  • 150g de copos de avena extra suaves
  • ½ litro de leche, agua o leche vegetal.
  1. Echa los copos y el líquido en una cacerola a fuego medio
  2. Cuando empiece a burbujear baja el fuego al mínimo y deja que espese durante 5 minutos más. No te olvides de darle vueltas de vez en cuando con una cuchara.
  3. Si quieres endulzarlo, puedes echarle una cucharadita de azúcar, miel o sirope de arce o agave. También se le pueden añadir otros ingredientes como canela, manzana o plátano.

Leche de avena

Esta bebida es una excelente opción si quieres sustituir la leche de origen animal. Aunque se puede comprar en la mayoría de supermercados te aconsejo que pruebes a hacerla tú mismo.

Receta de leche de avena

  • 150g de copos de avena
  • 1 litro y medio de agua mineral
  • Pizca de sal
  1. Echa todos los ingredientes en un cuenco de cristal y deja los copos de avena en remojo durante toda la noche.
  2. Al día siguiente vierte todo el contenido en una licuadora y bátelo durante 1 minuto.
  3. Filtra el líquido con ayuda de una bolsa de malla o con un colador fino.
  4. Guarda la leche de avena en la nevera hasta el momento de uso.

Galletas de avena

Si te gustan las galletas no puedes dejar de probar esta deliciosa receta. Es muy fácil y una vez hechas se pueden conservar durante varios días en una bolsa hermética. Si la repostería no es lo tuyo puedes comprarlas en cualquier supermercado.

Receta de galletas de avena

  • 120g de mantequilla
  • 100g de azúcar blanco
  • 2 cucharaditas de miel
  • 150g de copos de avena
  • 100g de harina integral
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • ½ cucharadita de sal
  1. Bate la mantequilla con el azúcar hasta que quede cremoso y blanquecino.
  2. Añade la miel y la leche sin dejar de batir hasta que se hayan incorporado.
  3. En otro recipiente mezcla la harina con la levadura y el bicarbonato, luego añade los copos de avena.
  4. Junta todos los ingredientes y mézclalos bien con ayuda de una espátula.
  5. Precalienta el horno a 150 ºC.
  6. Cubre la bandeja con papel de horno y divide la masa en 20 bolitas (dejando un espacio de 4 dedos entre ellas) y luego aplástalas hasta que tengan el grosor deseado.
  7. Hornea las galletas de avena durante 25 minutos. Cuando estén hechas sácalas y deja que se enfríen en una rejilla.
  8. Si quieres cubrir la base con chocolate (negro o con leche), derrítelo al baño maría y moja la base en él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *